Wine club


En 2014, una conversación entre amigos -actuales socios- fue el primer paso para acercar una gran idea vitivinícola a la realidad: producir pisco en el valle del mismo nombre, respetando los procesos tradicionales de su elaboración.

El proyecto se consolidó congregando a algunos de los mejores profesionales y amantes del pisco y del vino.

Alberto Di Laura, quien se considera un alquimista, pues es un reconocido destilador de pisco de impecable trayectoria, aceptó formar parte del proyecto y es el responsable de garantizar la calidad de nuestras uvas, pues como él mismo sostiene: ‘la destilación empieza en los viñedos’. También conocido como “El Caballero del Pisco”, Alberto se encarga personalmente de la destilación, utilizando los alambiques de cobre electrolítico que fueron fabricados en el Perú bajo su diseño y supervisión.